Mérimée

Este restaurante situado en la calle Fuencarral nos ofrece una comida moderna a un precio no muy elevado. Un local elegante y sofisticado del que destaca su ambiente joven. Además, por las noches también realizan cócteles, lo que hace que se llene para tomar la primera copa.

Para conocer el restaurante más en detalle, continúa después del salto.

Como siempre os dejamos la carta. Podéis ver que la gran mayoría de platos son entrantes y que éstos pueden tomarse en tapas o raciones. En las páginas siguientes encontramos ensaladas, productos de charcutería (que también vienen en dos tamaños), carnes y pescados.

Salvo la ensalada, el resto de platos que pedimos, los tomamos en tapa, para poder probar diferentes platos del restaurante. El primer plato que tomamos fue la ensalada de jamón ibérico y mango. La ensalada nos pareció buena de sabor, aunque debemos decir que la cantidad fue algo escasa. Los ingredientes combinan muy bien entre ellos y el punto del mango le da un sabor dulzón que nos gustó.

Ensalada de jamón ibérico y mango

A continuación, tomamos unos crujientes de queso brie con compota de manzana. Igualmente, aunque fuera una tapa, nos pareció que la cantidad fue algo escasa. Con respecto al plato, buenísimo: sobre unas tostas de pan estaba colocado un dado de queso Brie empanado y frito. Encima de cada tosta, un poquito de compota de manzana que hacía una sabrosa mezcla de dulce-salado con el queso.

Crujientes de queso brie con compota de manzana

Uno de los platos que más nos gustó fueron las berenjenas crujientes con salmorejo y virutas de jamón ibérico. Eran muchas láminas de berenjena, rebozadas y ligeramente fritas que se recomiendan mojar en cuenco de salmorejo que estaba en el centro del plato. Nos pareció una mezcla muy original y que os animamos a que probéis.

Berenjenas crujientes con salmorejo

Después tomamos una tapa de milhoja de verduras a la plancha y queso de cabra. Básicamente el plato se compone de varias verduras laminadas, entre las que se sitúa un pedazo de queso de cabra. Para nuestro gusto, las verduras podrían haber estado algo más cocinadas y quizás haya demasiado queso para tan poca verdura. El caso es que fue de los platos que menos nos convenció.

Milhoja de verduras a la plancha y queso de cabra

Finalmente, tomamos unas mini hamburguesas Mérimée con rúcula y parmesano. Estas pequeñas hamburguesas vienen acompañadas de patatas paja y un cuenco con ketchup y mostaza. Se trata de una versión reducida de las clásicas hamburguesas, en la que sobre miniaturas de pan, podemos encontrar carne picada frita. Sin embargo, nos gustó mucho el punto que tenía la carne: las hamburguesas tenían mucho sabor.

Mini hamburguesas Mérimée

A continuación os dejamos la carta de postres artesanos, por si os animáis a probarlos.

Nosotros preferimos tomarnos unos cócteles ya que Merimée es también famoso por preparar estas bebidas.

Los cócteles los elaboran en el momento y si no sabes por cuál decidirte, siempre puedes pedir consejo o recomendación al maestro coctelero.

Y antes de finalizar, os dejamos unas fotos del interior, para que os hagáis a la idea de cómo es el restaurante.

Vista desde la entrada, con la carta
Vista desde la entrada, con la carta

Vista desde la entrada, con las mesas a la izquierda y la barra a la derecha

Decoración de las paredes

Vista desde el exterior de la calle

En resumen, nos pareció un sitio moderno y a un precio no muy elevado. Os recomendamos ir a cenar un día que luego podáis tomaros un cóctel: merecen la pena. Además, si buscáis por internet, podéis encontrar alguna oferta adicional que suponga un descuento sobre el precio final en la cuenta.

Información del sitio
C/ Fuencarral nº 61
Tlf. 911166702
Precio medio: de 15 a 25€ por persona

[googleMap name="Mérimée" description="Mérimée" width="600" height="300"]Calle Fuencarral 61, Madrid, Spain[/googleMap]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *