Tartán

Al más puro estilo escocés, encontramos este restaurante en pleno barrio de Salamanca. Al entrar, algunos objetos rescatados de tiendas y mercadillos se convierten en piezas importantes en Tartán, como si de una fábrica, un almacén, un pub, una casa de campo o un colegio se tratara. Con un ambiente muy familiar y acogedor y ofreciendo comida de autor, os contamos más después del salto:

La carta es variada con entrantes, ensaladas, principales de carne y pescados, arroces y hasta una degustación de platos de queso con más de 25 distintos.

 

Nosotros pedimos todo para compartir al centro.

Empezamos con estas croquetas de jamón, que sin lugar a dudas os recomendamos 100%. Ya de por sí la presentación es muy original, en esta caja como de huevos de codorniz; estas pequeñas bolitas están muy buenas porque son croquetas casi líquidas que te explotan dentro de la boca. Os recomendamos que las toméis de un solo bocado y notéis su explosión. ¡Buenísimas!

Croquetas

Nos llamó la atención de esta ensaladilla rusa, su nuevo ingrediente: con aguacate. La verdad que estaba buena, muy suave y el aguacate aunque penséis que no le va mucho le da un toque diferente. Para acompañar la ensaladilla nos trajeron estos trozos de pan de distintas variedades.

Ensaladilla rusa con aguacate
Pan de acompañamiento

Estas empanadillas fue lo que menos gustó de todo. Estaban rellenas de carne y verduras con un toque pelin picante y con una salsa especiada. Muy al estilo argentino. Sin embargo no os las recomendamos.

Empanadillitas

Tomamos también un huevo roto a baja temperatura en su propia cáscara con aroma de trufa y stick de parmesano y orégano. El huevo se sirve casi crudo, con trocitos de trufa y cebolla caramelizada al fondo. La mejor manera de tomarlo es mojando el stick de parmesano dentro, aunque también os recomendamos volcar el huevo en el plato y mojar con pan.

Huevo roto a baja temperatura

Continuamos con este Crujiente de Magret seché de pato con pimienta negra, peras al vino, avellanas  y juliana fina de manzana. Buenísima combinación dulce-salado. Nos costó partir el plato entre los 4 comensales que fuimos, pero mereció la pena probarlo (aunque como podéis observar la ración en este caso no es muy grande). 

Crujiente de Magret seché de pato

Después tomamos una berenjena rellena de ratatouille con tomate y albahaca. La sirven en una cazuela de cerámica muy caliente, por lo que os sugerimos que lo repartáis entre los platos. Son láminas de berenjena con trocitos de verduras muy cocinadas y un poquito de queso.

Berenjena rellena de ratatouille con tomate y albahaca

Asimismo tomamos un plato llamado mis tres hamburguesas. Como podéis ver en la imagen siguiente, son tres hamburguesas con diferentes acompañamientos: una lleva aguacate, otra tomate seco y setas shitake y la última bacon y maíz. El plato nos lo sirvieron algo frío, por lo que no nos pareció nada bueno.

Mis tres hamburguesas

 

Terminamos con estos Canelones verticales de espinacas, rellenos de piñones, pasas y butifarra con bechamel de boletus. Es uno de los platos que más nos gustó, junto con las croquetas. Están realmente buenos y son muy originales.

Canelón vertical de espinacas

Después de estos platos todos para compartir quisimos endulzarnos con algún postre. Os dejamos la carta para que veáis lo que ofrecen.

Nos decidimos pedir este Vaso de mascarpone a la vainilla con fresas y sticks azucarados. No estaba mal aunque se quedó alga escasa para repartir entre 4 personas. Se componía de una primera parte de crema mascarpone y una base de fresas sobre mermelada.

Vaso de mascarpone a la vainilla
Vaso de mascarpone a la vainilla

También tomamos de postre una tarta de chocolate con macadamia y nueces caramelizadas con crema chantilly. Un plato sólo para golosos y que recomendamos compartir. Dulce, muy dulce, pero tenemos que reconocer que nos encantó.

Tarta de chocolate con macadamia y nueces caramelizadas con crema chantilly

Y para que veáis la presentación de los tés, os dejamos la imagen siguiente:

Además, cuando nos estábamos yendo, muy cerca de la barra, vimos este carrito con mini-cupcakes y otro con tartas, y no nos quedó otra que sacarles una foto. Aunque para entonces nosotros ya estábamos llenos, ¿quien no le metería un mordisco a cualquiera de ellos?

 

Por último os dejamos algunas fotos del interior donde podéis comprobar su decoración al más estilo de telas Tartán.

 

 

Como conclusión, un sitio de comida de autor, con decoración curiosa y familiar que está muy de moda. Como punto a mejorar, tienen claramente el servicio: ¡no pueden traer todos los platos para compartir a la vez! En todo caso, es un restaurante con una comida muy buena y con precios asequibles a su calidad. ¡Que lo disfrutéis!

Información del sitio:
C/ General Pardiñas 56
28001 Madrid
Tlf. 914027689
web:www.unrestaurantellamadotartan.es
precio: 20€ por persona

[googleMap name=”Tartán” description=”Tartán” width=”600″ height=”300″]General Pardiñas 56. Madrid. Spain[/googleMap]
 

5 respuesta a “Tartán”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *